Ozonoterapia Clínica


El ozono es un gas cuya molécula está formada por 3 átomos de oxígeno. El ozono médico es una mezcla de un 5% de ozono y un 95% de oxígeno, (expresado su concentración en microgramos de ozono por mililitro de oxígeno).

El ozono actúa como antioxidante; inmunomodulador (estimula a los glóbulos blancos, lo que aumenta las defensas del organismo ante agresiones externas como las infecciones,y la detección de células de enfermedades autoinmunes); además a nivel de los glóbulos rojos se incrementa la liberación de oxígeno generando un mayor transporte de oxígeno a las células, mejorando la función celular y la circulación en general; y también es un poderoso germicida: elimina hongos, bacterias y virus.
El ozono para uso medicinal es una mezcla de oxigeno-ozono, que se logra por el paso de oxigeno puro por una descarga eléctrica de alto voltaje y alta frecuencia. Esta reacción química, realizada por un equipo especial de electromedicina, produce un gas con distintas concentraciones de ozono, acorde a la patología y el tratamiento. El gas, al entrar en contacto con el organismo produce cambios químicos terapéuticos.

El oxígeno-ozono al entrar en la sangre reacciona con los ácidos grasos insaturados convirtiéndolos en ozónidos y luego en peróxidos. El hierro de la sangre actúa como catalítico. Esta reacción hace que la hemoglobina libere oxígeno adicional en el torrente sanguíneo, se puede comprobar por el leve aumento de la presión arterial y el descenso de la presión venosa. Por otro lado, el aumento de los peróxidos favorece la oxidación celular y fortalece el sistema inmunológico.

Aplicación:
Exclusivamente por facultativo médico.

Local: mediante aplicación de una campana plástica o de cristal donde se hace fluir el O2 O3. Esta metódica se utiliza sobre todo en presencia de úlceras de éxtasis venoso y en las úlceras de decúbito.
Sistémica: se inyecta por vía intramuscular, subcutánea, intrarticular, paravertebral e intradiscal. Consiste en inyectar, mediante la infiltración, pequeñas cantidades de la mezcla ozono/oxígeno directamente en la zona a tratar.
Rectal: la insuflación rectal se realiza aplicando directamente el gas por medio de una sonda fina, como si fuera un enema.

 Indicaciones:
 Retardos en la cicatrización:
Debido a lesiones posttraumáticas (caídas, accidentes), heridas postquirúrgicas (suturas que no terminan de cicatrizar) y por radiación.
Úlceras por trastornos circulatorios:
Úlceras venosas, úlceras arteriales o ùlceras por presión también llamadas úlceras de decúbito.
Arterioesclerosis:La arterioesclerosis es una enfermedad que afecta a todas las arterias del cuerpo. Una de sus principales manifestaciones es la disminución del calibre de los vasos, disminuyendo así el aporte de oxígeno.
Fibromialgia reumática: 
Es un tipo de reumatismo articular caracterizado por dolor crónico de los músculos, ligamentos y tendones, fatiga, alteraciones del sueño y jaqueca.La ozonoterapia constituye una alternativa en el tratamiento de esta enfermedad. La administración puede ser a través de pequeñas cantidades de ozono en los puntos de dolor, logrando un efecto analgésico local o por vía sistémica a través de la vena
Hernias discales:
En la hernia de disco, parte del disco intervertebral (núcleo pulposo) se desplaza hacia la raíz nerviosa, la presiona y produce lesiones neurológicas derivadas de esta presión. Las primeras medidas para tratar una hernia de disco son conservadoras, con reposo, analgésicos, antiinflamatorios, fisioterapia, etc. Cuando no hay repuesta a este tratamiento, la ozonoterapia discal estaría indicada.
Patología osteoarticular:
Debido a su gran poder antiinflamatorio y analgésico, el ozono ha resultado ser de gran utilidad en dolores articulares.

 Contraindicaciones:
Intoxicación alcohólica aguda, infarto cardiaco, alergias al ozono, embarazo y patología de naturaleza hemorrágica o grave alteración de la hemocoagulación, trombocitopenia, hipertiroidismo o favismo.

Observaciones: Aunque está incluida en una técnica de la medicina alternativa, solo se puede realizar por personal médico en clínicas y  hospitales.
Colaboración y supervisión:
Dr. D. Fcesc. Xavier Vilamajor (Medicina general y Psiquiatría).