Watsu (masaje acuático)

El Watsu es una terapia acuática. La técnica watsu fue creada en USA por Harold Dull en Harbin Hot Springs, California.
Se realiza por un masajista profesional  en el agua (33 a 35 °C ), utilizando principalmente las cualidades hidrodinámicas acuáticas (el cuerpo flotante baja la compresion de las articulaciones). Su técnica consiste en la combinación de un suave masaje shiatsu, con toques en los puntos de acupuntura oriental y un estiramiento muy leve acompañado de un balanceo natural en el agua. 
Se coloca al paciente en diferentes posiciones, llamadas "cunas" y "sillas", abriendo el acceso a diferentes zonas del cuerpo. Se masajean suavemente, reprogramando la memoria corporal sobre los movimientos.
Los puntos de acupresión, denominados "tsubos" se presionan acordes al ritmo de la respiración, restaurando el flujo armonioso del Chi (energía de vida) a través del cuerpo. De la misma forma se equilibran los sutiles campos de energía corporal, lo que ayuda a armonizar los distintos niveles  energéticos y emocionales del cuerpo.

 En el Watsu se utiliza la ligereza del cuerpo en el agua para descomprimir las vertebras,  movilizar las articulaciones y estirar la musculatura de una forma mucho más suave que fuera del agua. Los movimientos rítmicos, muy  similares a una danza, son realizados en armonía con la respiración para favorecer la regeneración natural del cuerpo y de la mente.
Su uso es tanto para niños, adultos  y mujeres embarazadas (siempre previa supervisión del obstetra). No requiere de saber nadar, ya que el profesional guía y mantiene al paciente en todo momento.

 Beneficios:
Aumenta la flexibilidad del sistema musculoesquelético, disminuyen los niveles de tensión nerviosa a nivel del sistema parasimpático y del sistema nervioso central.
 Muy recomendado en personas con Sindrome de Down.  
 -Mejora algunas patologías actuando de forma complementaria al tratamiento  médico que el paciente esté siendo sometido:
.Lesiones en la columna vertebral.
.Parkinson.
.Artritis.
.Fibromialgia.
.Autismo. 
.Migrañas.
.Circulación sanguínea.
.Hiperactividad.
.Asperger.
.Lesiones musculares. 

Mejora considerablemente tratornos del sueño, ansiedad, stres.
Eleva la autoconfianza, autoestima y propiocepción (capacidad de percibir los distintos segmentos del cuerpo con sus movimientos)  y realiza una conexión con el yo interior y mental del paciente.
De no padecer ninguna patología, también se puede disfrutar de esta maravillosa y equilibrante terapia para beneficiarse de todos los poderes equilibrantes y restauradores a nivel mental e interior. 

Contraindicado en pacientes:
-Insuficiencia Cardiaca descompensada.
-Enfermedades Psiquiátricas agudas (Psicosis, neurosis, esquizofrenia).

-Infecciones post-cirugía.
-Otitis.

Importante:

Las terapias alternativas en ningún caso sustituyen  a la medicina convencional. Si está en tratamiento famacológico por prescripción médica no lo interrumpa. Consulte con su facultativo sobre el interés de realizar una terapia complementaria. De la misma forma que deberá de aportar el historial médico al profesional terapeuta para la realización correcta de esta.
La decisión voluntaria de utilizar otras terapias, estando bajo tratamiento médico, puede ser contraproducente al no disponer de la  información especifica y particular del paciente.

*Colaboración y supervisión: Sr. Alejandro Dalmau Peñeira (Fisioterapeuta).