Transmisión energética por contacto (previo a la introducción Reiki)

El contacto físico y energético es esencial para circular en la cadena vibracional en la que nos movemos, actuamos y también estamos.Todos somos capaces de canalizar y transmitir energía, absolutamente todos tenemos el hermoso potencial de mejorar nuestro entorno con los pensamientos y con la energía de las vibraciones, pero a veces no creemos ser capaces de poder hacerlo, o no sabemos como canalizar, y transmitirla. Si sabemos que la "materia es energía en movimiento" hagamos uso de ello, tanto para nuestro propio benefecio a todos los niveles, como aportar el mismo a otros.

La energía vital tiene diferentes nombres, según culturas e ideologías. Cada  uno de nosotros, seres vivos (animales y plantas), vivimos con esta energía. En japón se le llama "Ki", en china "Chi" y  en la India "Prana". En occidente se le conoce por los términos "bio energía", "plasma", "biloplasma". 
La transmisión energética se utiliza para  restaurar, equilibrar y desbloquear la energía vital de la persona, dejando el paso fluido por los canales energéticos. De esta forma podremos prevenir y mejorar dolencias mayores y enfermedades. 
Aportando gratificantes sensaciones de paz y felicidad, a la vez que armoniza todo nuestro cuerpo. Funciona a todos los niveles, físico, emocional, mental y espiritual.
¿De dónde procede la energía que podemos transmitir?
Una vez, somos conscientes de que nuestro cuerpo es "algo" más que materia, y que nuestro planeta no sólo está compuesto de material orgánico, sino también de energía que fluye.. etc..etc. Sabremos que tenemos a nuestro alcance  esa energía que vibra  a nivel cósmico,  para hacer uso de ella.
Esta energía es que la que fluye en el universo y  para transmitirla, primero hay que "absorber" es decir canalizarla y llenarnos interiormente de ella.
¿Cómo se transmite?
Existen  dos formas esenciales de que sea posible su transmisión y es a nivel mental y físicamente.
Mentalmente se hizo referencia en Transmisión energética (visualizando)
Para transmitir a través del contacto físico se pueden hacer de varias maneras, a forma más extensa  y completa sería  a través del Reiki (imposición de manos..)
También podemos realizar transmisiones energéticas más "sencillas", en la que no se necesitan conocimientos tan amplios. Hay personas con una voluntad intrínseca de ofrecer y compartir todo ese amor que sienten en su interior. Vamos a transmitir ese amor y la voluntad de mejora en todos los niveles, a la persona que necesita de esa energía, que va mucho más allá de un simple contacto físico.
Preparación:
Para la persona que realiza la Transmisión, es recomendable no haber ingerido alimentos en un espacio de tiempo previo a 2-4 horas. Facilitando así la libre circulación  del fluido energético por su canales vibracionales.
Se da por hecho de que si se transmite amor, es porque somos personas amorosas, benevolentes, serenas y con un estado de paz posible de transmitir.
Se puede realizar en cualquier lugar, hora o momento que deseamos compartir nuestra fuerza y energía interior.
Para la persona que recibe la energía (receptor) es recomendable ofrecerle seguridad, confianza y que deje sus pensamientos libres de cargas y preocupaciones, para pasar a estar predispuesto a recibir, hermosas sensaciones de relajación y bienestar.
Es compatible con cualquier ideología, pensamiento o creencia. Para el sentimiento real de amor no hay distinciones.
Se puede realizar con personas de todas las edades. Cuando lo practiquemos con un niño, nuestra postura será para estar a su nivel de alzada, sentados con las piernas flexionadas y la espalda recta. Si no fuera posible por que las circunstancias no lo permitieran (niño hospitalizado etc), se realizará desde la postura más cómoda para ambos, pero con la espalda siempre recta del que transmite.

Transmisión:
Vamos a realizar una transmisión de energía simple, para compartir nuestra paz, y todo el amor que tenemos dentro. El propósito no es para mejorar el nivel vibratorio de una zona en concreto, o para "sanar" alguna zona especifica, sino para transmitir nuestra luz  y amor, directamente a su cuerpo sutil.
Situate delante del receptor a una distancia inicial de 50 ctms. De pie  o sentados con la piernas flexionadas (sin notar presión) y la espalda recta.
Posa tu mano derecha en tu corazón y extrae mentalmente esa luz violeta que sale de su interior. Eres consciente de que luz es el amor que hay en tu ser, de la fuerza que tiene y de su poder "sanador".
Al mismo tiempo con la otra mano (izquierda)  la posas en tu frente y mentalmente dices: -Canalizo esta luz "sanadora" llena de amor y soy consciente del bien energético para transmitir  a esta persona....(abres los ojos y la miras).-
Seguidamente posas tu mano izquierda (la que tenías en la frente) en el corazón de la otra persona. Sin retirar tu mano derecha de tu corazón.  
En voz alta o si prefieres en silencio dices: -Te ofrezco todo mi amor, que mi campo energético emane al tuyo, que el cuerpo sutil se inunde  de amor, serenidad  y paz.-
No tengas prisa y tómate el tiempo que necesites para compartir esa hermosa sensación de bienestar o repítelo siempre que desees y estés en un buen nivel vibratorio.

Finaliza con un plácido abrazo, envíando mentalmente mucha paz, serenidad y tranquilidad hacia la otra persona. Visualízala como un ser radiante, donde su  cuerpo de luz está fuerte y lleno de energía. Alarga el abrazo lo que desees.
Los Beneficios siempre son a todos los niveles, tanto para el que transmite como para el que recibe.
Ofrece lo mejor de ti, con algo tan sencillo como es la transmisión de tus buenas energías. Podrás ayudar mucho más de lo que puedas imaginar.
Advertencia:
El reiki, así como todas sus variantes, está integrada en la MTC (medicina tradicional china) Y la OMS. Por  mi parte es más prudente recomendar su uso, como complemento  a la medicina tradicional y otras terapias, por lo que si estás bajo tratamiento médico NO lo interrumpas.
Todo es compatible, si realiza correctamente.

**Con la colaboración y supervisión de: Jaume Abós (profesor de bhakti Yoga y Tai-chi) y el Dr. Fcesc. Xavier Vilamajor (medicina general y psiquiatría).