Concepto Mudra (1ª Parte)



La palabra Mudra proviene del sánscrito, la lengua que hablaban los brahmanes (los primeros pobladores de la India) y puede dividirse en dos mitades: mud, que significa "gozo", y ra, que significa "producir".
Los Mudras, son gestos que realizamos con nuestras manos a fin de abrir, liberar o cerrar las corrientes de energías internas (Ki-Prana-Chi), según la función que deseamos.
Según la teoría Hindú del Ayurveda, la mano izquierda es pacificación, la mano derecha es discernimiento.

En la mano izquierda se representa la concentración, y en la derecha la sabiduría.
En la mano derecha: el meñique representa sabiduría, el anular discernimiento, el medio, capacidad de hacer votos (voluntad), el índice es poder y el pulgar es conocimiento.


En la mano izquierda: el meñique es caridad, el anular disciplina, el medio paciencia, el índice energía y el pulgar contemplación.
Luego hay una enseñanza basada en los cinco elementos: el pulgar es el éter, el índice el aire, el medio el fuego, el anular el agua, el meñique la tierra.

Partiendo de esta base, realizamos los mudras según nuestras necesidades.
Su práctica es realizada en la mayoría por budistas e hinduistas en técnicas de relajación o meditación avanzadas, pero es totalmente compatible con cualquier otra filosofía, ideología o creencia, ya que el propósito fundamental con los gestos, es llegar a una conexión energía-mente.

Se estima que hay 384 mudras diferentes, siendo 21 los esenciales y principales.
No es nada difícil realizar un mudra, sencillamente se necesita estar concentrado en los gestos.
Para principiantes o iniciados, es recomendable un lugar tranquilo donde nada nos interrumpa, alejados de ruidos y preferiblemente a solas. Una vez ya dominamos la técnica, se puede realizar en otros lugares (descanso del trabajo, paseando por el parque, en la playa, en compañía, etc).

Beneficios:
* Apertura de los canales energéticos (nadis), facilitando su libre circulación por todo el cuerpo (sutil), conectando interior-cuerpo-mente.
* Mejora notablemente de los malestares físicos.
* Un relajación considerable a nivel físico, facilitando el sueño.
* Elevación del pensamiento positivo.
* Eleva la auto-estima en uno mismo, ofrece la posibilidad de confiar en nuestras posibilidades.
* Aumenta y potencia la concentración.

Es importante NO haber ingerido alimentos previamente, (2 horas mínimo) ya que se están consumiendo energías en el proceso de la digestión y se desviaría la "atención" energética.

Ahora sabemos que los mudras sirven para equilibrar y restaurar el nivel energético y que éstos se pueden realizar a conjunto con diferentes sistemas de meditación o relajación (yoga, tai-chi etc). Pero que también podemos hacer un mudra en concreto para una "causa" específica.

*Debido a la extensión en explicar cada mudra de forma individual y sus funciones, dedicaremos otra entrada exclusivamente a ello. *

Importante:
Para personas en tratamiento psiquiátrico debido a trastornos múltiples de la personalidad y sus variantes (tid, esquizofrenia etc), es conveniente que consulten con su especialista (psiquiatra), para cualquier técnica de relajación mental.
El profesional médico nos dará las indicaciones necesarias a seguir.

*Otro medio más para relajar nuestro cuerpo y mente.! 

 Con la colaboración y supervisión: Sr. Jaume Abós (maestro de bhakti Yoga, Hatha yoa, Gnana Yoga y Tai-chi)