Algoterapia (comestible)



Algoterapia se denomina al tratamiento terapéutico externo-corporal, a base de algas naturales, realizado en centros especializados y personal cualificado.

Sus funciones son varias: reducción de celulitis, tratamientos específicos de piel, eliminación de toxinas, rebaja el nivel de stres, regeneración celular etc. Estos beneficios forman parte de tratamientos como la Talasoterapia y Emplastoterapia ( explicaré extensamente en otra entrada). Finalizando la sesión con una sensación de relajación muy placentera.
Existe la otra parte de Algoterapia aplicada en la gastronomía (consumo de algas comestibles).
Una alimentación sana y equilibrada es imprescindible para una buena salud a todos los niveles. Te propongo la posibilidad de otra alternativa en tu forma de alimentarte, saludable, asequible y donde descubrirás nuevas sensaciones.

De procedencia nipona y china, actualmente se ha introducido bastante en otros mercados del mundo.

Uno de los principales beneficios de las algas es el gran aporte de minerales. Son una excelente fuente de calcio, yodo, hierro y magnesio. Pueden ser una magnífica forma de evitar la deficiencia de yodo en las personas alérgicas al pescado. Tiene once veces más calcio que la leche y mucho fósforo. Esto la hace indicada para los huesos, uñas y cabello. Su consumo habitual contribuye a la relajación muscular evitando calambres y también previene la osteoporosis.

La fibra de las algas tiene efectos beneficiosos para el sistema digestivo y para el metabolismo de los lípidos. Debido a su escaso aporte de grasas (la que más tiene es un 6%) se utiliza para dietas equilibradas en control de peso.
El consumo habitual de algas, debido a la presencia de fibra, impide la absorción del colesterol. A pesar de ello, por su elevado contenido en sodio, los hipertensos deben de moderar su consumo.

Son platos fundamentales de la comida vegetariana y macrobiótica.

Existen unas 200 clases de algas comestibles, en Europa las más conocidas y consumidas son:

Nishime Kombu: (wrack, tangle, carweed) aporta yodo, potasio y da sabor, ablanda y endulza.

Ito Wakame: Rica en proteínas de alta digestibilidad y minerales como, calcio, magnesio, fósforo y yodo, además de contener fibra.

Hiziki (hijiki): Se distingue por su sabor característico. Es muy rica en provitamina A.

Arame: Sabor suave, delicado sabor y textura blanda. Abundante en calcio, fósforo, yodo y en vitaminas A, B1 y B2.

Alaria (wing kelp, murlins, dabberlocks)

Cochayuyo: (Duvillaea antarctica) proviene de Chile.

Carragaheen: (Chondrus crispus) alga roca rica en hidratos de carbono complejos, potasio y calcio.


La forma de cocinar estas algas es muy variada, arroces, ensaladas, hervidas, a la plancha, como complemento a guisos y un largo etc. Encuentra en tu paladar los diferentes sabores, texturas y sensaciones que nos ofrecen las algas. Prueba y descubrirás otra manera de comer sano, con muchos beneficios para tu salud.

Para que cualquier comida haga la digestión de forma natural y correcta es recomendable, no masticar con rapidez los alimentos, intentar no beber en exceso durante las comidas (máximo un vaso de agua) y preferiblemente nada de alcohol. Ser prudente con la cantidad a ingerir (recordar que se come más con la vista que con el estomago). Dar la importancia que requiere un "ritual" como es el comer, saborear, degustar y en general disfrutar y ser agradecido por poder comer todos los días.

Buen provecho.!!

Precaución y moderación: 
En personas que sufren hipertiroidismo, se les haya extirpado la glándula tiroides, sufran anorexia y con hipertensión. Si padeces algún trastorno de los mencionados consulte a su especialista.

Importante:
Las terapias alternativas en ningún caso sustituyen  a la medicina convencional. Si estás en tratamiento famacológico por prescripción médica no lo interrumpa y consulte con su facultativo sobre el interés de realizar una terapia complementaria. De la misma forma que deberá de aportar el historial médico al profesional terapeuta para la realización correcta de esta.
La decisión voluntaria de utilizar otras terapias, estando bajo tratamiento médico puede ser contraproducente al no disponer de la  información especifica y particular del paciente.