Dormir..


El sueño es algo necesario para sobrevivir y disfrutar de buena salud. Durante un sueño nocturno normal hay 5 o 6 ciclos de sueño. Empieza por la fase 1 (el grado más superficial, en que la persona se despierta fácilmente) y avanza hasta la fase4 (el grado de profundidad mayor, en que la persona se despierta con dificultad).
En la fase 4, el tono muscular, la presión arterial y la frecuencia cardíaca y respiratoria están disminuidos al máximo. Además de estas 4 fases existe un tipo de sueño acompañado de movimientos oculares rápidos (REM) y de actividad cerebral.

En el sueño REM, tanto la frecuencia como la profundidad de las respiraciones están aumentadas, pero el tono muscular está deprimido, incluso en mayor medida que en las fases de máxima profundidad del sueño no-REM. La mayoría de los sueños ocurre durante el sueño REM y en la fase 3 del sueño, mientras que el hablar dormido, los terrores nocturnos y el sonambulismo suelen ocurrir sobre todo durante las fases 3 y 4.
Durante un sueño nocturno normal el sueño REM sigue inmediatamente después de cada uno de los 5 o 6 ciclos de la fase 4 del sueño no-REM, pero en realidad el sueño REM puede ocurrir en cualquier fase.
El insomnio es la dificultad para conciliar el sueño o permanecer dormido, o una alteración en el patrón del sueño que, al despertarse, lleva a la percepción de que el sueño ha sido insuficiente. No es una enfermedad sino un síntoma. Puede ser consecuencia de diversos trastornos emocionales, físicos y del uso de medicamentos. (Fuente: Dr. Fcesc. Xavier Vilamajor, medicina general y psiquiatría)

Las personas con una alteración en su patrón de sueño pueden experimentar inversiones en el ritmo del sueño, es decir, concilian el sueño a horas inadecuadas y no pueden dormir cuando deberían hacerlo.
Si tienes problemas para conciliar el sueño, o simplemente deseas mejorar la calidad y cantidad de sueño, sigue estas pautas:
*Durante las dos horas previas a dormir evitarás:
-Comer dulces: eleva la glucemia y dificulta el proceso natural del sueño.
-Comidas fuertes o de difícil digestión.
-Cualquier tipo de estimulantes o psicotrópicos.
-Bebidas con contenido en cafeína (café, refrescos etc)
-Bebidas alcohólicas.
-Fumar, ni tabaco ni otras sustancias que se mezclen.
-Entrar en disputas familiares o con otros integrantes de la casa.
-Ver televisión con programación que pueda alterar tu estado emocional o psíquico. (películas terror, noticias de sucesos etc)
*Durante las dos horas previas a dormir facilitará tu sueño:
-Tomando una cena ligera: ensaladas, dos piezas de fruta, un vaso de leche (sin azúcar) y alimentos que sean de fácil de digestión.
-La habitación debe de haber sido ventilada.
-La temperatura del dormitorio no excederá de los 21 grados.
-Utiliza ropa ligera y holgada, que no apriete. No te tapes en exceso.
-Usa despertadores silenciosos en el tic-tac.
-Lectura relajante.
-Música muy suave.
-Duerme con la luz apagada.
-Libera tus tensiones , son diez minutos.
-Si dispones de tiempo sigue esta técnica de relajación, te ayudará.
*Recuerda:
-Que se ha de dormir mínimo 8 horas seguidas. Las horas perdidas de sueño no se recuperan.
-La carencia de horas de sueño, provocan: irritabilidad, ansiedad, bloqueo energético, falta de concentración y atención, problemas cardiovasculares, alteración psicológica y mal estar generalizado.
*Importante:
Si consideras que tus problemas para conciliar el sueño persisten después de haber seguido en su totalidad estas pautas, acude a tu médico para evitar posibles trastornos del cerebro y sistema nervioso. Ante cualquier duda acude siempre al diagnostico médico.
Si estás bajo tratamiento farmacológico, exclusivamente por prescripción médica, No lo interrumpas.
**********
El dormir es un placer del que debemos de gozar e imprescindible para nuestro bienestar físico y mental. Espero puedas disfrutar de un placentero y relajante sueño... Que descanses...

Con la colaboración y supervisión: Dr. Francesc Vilamajor (medicina general y psiquiatría)