Terapia sacro-craneal

El Doctor Upledger descubrió que las tres membranas que rodean y protegen al cerebro, y que canalizan el fluido del cerebro y espina dorsal (fluido sacro craneal) a de la columna vertebral hasta el sacro (pelvis), se mueven continuamente con movimientos rítmicos La terapia sacro-craneal consiste en el tratamiento de los tejidos y huesos del cráneo basado en la osteopatía craneal. Sus aplicaciones van desde la demencia senil, al estrés, el insomnio, vértigo y un largo etc. Además de sus virtudes como terapia profunda del dolor y la enfermedad produce un espectacular efecto sobre las arrugas y los músculos de la cara que aparece más relajada como fruto de la relajación interior que se produce. Se realiza mediante un tacto suave y leves masajes directamente sobre la cabeza y los huesos del cráneo, con el único objetivo de equilibrar el sistema sacrocraneal.

El ritmo sacrocraneal sigue una frecuencia de 8 a 12 veces por minuto y es totalmente independiente del ritmo cardiaco y del ritmo respiratorio. El Líquido Cefalorraquídeo baña todo el sistema nervioso desde el cráneo hasta el sacro-coxis. La única forma de localizarlo es a través de la palpación manual. Y es importantísimo porque de él parten todos los sentidos, las emociones y también las funciones motoras de todo el organismo.
La Terapia Craneo-Sacral es una técnica manual muy sutil que te ayudará a detectar cualquier desequilibrio físico o mental.
Permite que el sistema nervioso vuelva a estabilizarse y así, el cuerpo, la mente y las emociones pueden recobrar una actitud sana y razonable.

Los dedos del terapeuta realizan el diagnóstico y deshacen las zonas traumatizadas por bloqueos. La simple palpación y suaves masajes libera los puntos de restricción y finalmente se consigue entablar un diálogo interior que es lo que pone en marcha el proceso de mejora del paciente. Está indicada en casos en los que es necesario aliviar cualquier proceso doloroso, como cefaleas, migrañas, molestias cervicales, lumbago, etc. Se puede aplicar desde niños hasta personas mayores ya que las manos del terapeuta trabajan con los patrones de movimiento inteligente de cada persona.
Es sumamente relajante, reconfortante y terapéutico. Aun no padeciendo ninguna de las alteraciones anteriormente nombradas, lo puedes realizar. Siempre te ayudará y no tiene efectos secundarios. Se realiza por un terapeuta especializado. Pruébalo, te sorprenderá los resultados!!

*Recuerda que es una terapia complementaria que en ningún caso sustituye a la medicina convencional, por lo que si estás bajo tratamiento médico NO lo interrumpas. Todo es compatible si se realiza adecuadamente..*

*Con la colaboración y supervisión:  Sr. Alejandro Dalmau Peñeira (fisioterapeuta).