Relajarse con baños (Hidroterapia)


Debido a la cantidad de ramificaciones que está compuesta la Hidroterapia, haremos una breve introducción a lo esencial y más práctico.
Hidroterapia es un término griego que significa "tratamiento mediante agua".

Integra distintas técnicas que utilizan las propiedades del agua, principalmente las térmicas (agua a distinta temperatura), mecánicas (agua a distinta presión) y químicas (preparados que se pueden añadir al agua) para actuar sobre el metabolismo del cuerpo humano, el sistema nervioso y la circulación sanguínea.El agua incide sobre la piel, el órgano más extenso del cuerpo humano.
La piel es un órgano neurovascular, es decir, en ella se encuentran numerosos vasos sanguíneos por los que circula la sangre que nutre las células, y fibras nerviosas, sensitivas o que regulan las funciones de los distintos elementos que la componen.Esto es fundamental para comprender la razón de ser de la hidroterapia.



Es muy importante :
*No aplicar agua muy caliente y de forma rápida si los pies o cualquier otra parte del cuerpo se encuentra fría. Es necesario que se vaya calentando poco a poco.
*No usar baños calientes en personas con fiebre o temperatura corporal alta. (recomendable todo lo contrario.
*Si estás embarazada consulta con tu especialista el tiempo de exposición al baño.
*Si padeces de enfermedad coronaría se prudente y consulta antes al especialista.
*Si tienes hipertensión regula el calor del agua.


Existen numerosas técnicas como son paños calientes y fríos, cataplasmas, compresas, lavados, etc. Nos centraremos en el baño.
Actualmente esta terapia es de lo más reclamado en Spas y Balnearios, pero como ir a estos maravillosos espacios no está al alcance de todos, pues recurrimos a la hidroterapia casera que no tiene que ser menos efectiva, solo que los resultados son vistos a más largo plazo ya que no disponemos de las técnicas y aparatos profesionales que poseen los balnearios etc. Aun así, realizándose bien y de manera constante los beneficios son buenos. Analizaremos los baños para relajarnos a través del agua.


Baño completo: los baños completos no deben tomarse dentro de las dos horas después de una comida. La temperatura ambiente ha de ser de 18 a 20 grados C. y la temperatura del agua de 35 a 38 grados C. Ante cualquier duda mejor utiliza un termómetro de baño. Para potenciar sus efectos utiliza aceites o sales de baño (a elegir) también puedes crearte un ambiente cálido (música agradable, velas, etc).En cuanto a la duración, no debe durar más de 10 o 15 minutos. Después del baño, se requiere reposar, preferentemente en la cama con el cuerpo abrigado para que se pueda desplegar su acción terapéutica.

Baño medio: Si deseas tomar un baño medio, te debes sentar en una bañera con un palmo de agua a36 °C, e ir añadiendo poco a poco agua hirviendo hasta que llegue a la altura del ombligo. Con una temperatura final de 39-40 °C. En cuanto a la duración del baño, no debe ser inferior a 30 minutos. Se recomienda tomar tres baños medios por semana..

Baños de asiento: los baños de asiento calientes están contraindicados en personas con hemorroides.
Para su aplicación, la persona se debe meter en la bañera y a continuación, debe llenar de agua (a 36-38 °C) hasta la altura de los riñones y coloque los pies en un taburete fuera del agua. Tápese con toallas las partes del cuerpo al desnudo, para no enfriarse mientras dure el baño (de10 a 15 minutos). Secarse y mantenerse en caliente y reposo.

Estos baños mejoraran afecciones reumáticas, circulatorias, inflamaciones y también musculares. A parte nos restablecerá nuestro sistema energético de lo que derivará una notable mejoría en nuestro cuerpo.
A medida que realices los baños irás notando los resultados de manera más rápida.


Importante:
Las terapias alternativas en ningún caso sustituyen  a la medicina convencional. Si estás en tratamiento famacológico por prescripción médica, debes de informar a tu especialista sobre el interés de realizar una terapia alternativas. La decisión voluntaria de utilizar otras terapias estando bajo tratamiento médico puede dar el efecto contrario al deseado. Se responsable y consulta siempre.


* Supervisión: Sr. Alejandro Dalmau Peñeira (Fisioterapeuta)