Para bebes música y relajación...


Para que un bebe crezca saludable tanto interior como físicamente es imprescindible que en el ambiente familiar reine la armonía, el amor y la estabilidad emocional.
La ausencia de una unidad familiar con respeto y un entorno rodeado de falta de cariño e incomprensión hacia el menor desencadenará en "conflictos" emocionales y carencias afectivas provocando diversos factores que se verán reflejados a lo largo de su vida.
Los bebes son esponjas receptores de todo tipo de estímulos que se crean a su alrededor recibiendo tanto lo positivo como lo negativo, por ello doy por hecho que el bebe está en un ambiente de afectividad y armonía familiar, vamos a proporcionales un estado de relajación y estimulación para su cerebro y su cuerpecito con una bonita música relajante que podemos utilizar cuando el bebe duerme (muy flojita, él la percibe igual), cuando le damos ese bañito que tanto disfrutan (si es llorón también, pues le facilitará más la relajación), mientras acunamos, damos de comer etc.
Cualquier momento es bueno para ponerles música y que sientan las vibraciones que esta desprende. Si además le añadimos unos masajitos por su cuerpecito (él estará encantado) sus sensaciones de afectividad se verán aumentadas (recordemos él percibe lo que nosotros desprendemos.. en este caso amor.. ternura...).Esto favorece para su sistema nervioso, desarrollo psicomotriz y sensorial. Mientras realizas estos ejercicios susurra, habla o canta al son de la música (es importante que tu voz sea relajada, pausada y cálida.)

Los masajitos se pueden realizar con aceite de almendras comenzando por sus lindos pies y ascendiendo lentamente, al llegar a la barriguita lo haremos de forma circular (bueno para los cólicos de los primeros meses), lo posicionaremos de espaldas y por su columna (siempre muy suave) pasaremos el dedo índice de arriba a bajo y viceversa. Jugaremos un ratito más y estará listo para ir a dormir.. para salir a pasear.. etc.
Si es un nene muy movido y con problemas para estar tranquilito la continuidad de estos ejercicios lo irá relajando progresivamente, se paciente y ten presente que es solo un bebe.. por mucho que en ocasiones te saque de tus casillas.. recuerda es un bebe en un mundo nuevo que necesita de ti, y tu estás ahí para amarlo de manera incondicional.
La música que he seleccionado es la siguiente:
* Preludio de Parsifal (Wagner)
* Suite nº 3 en re menor (Bach)
* Sinfónica del nuevo mundo (Dvorak)
* Preludio de Lohegrin (Wagner)
* Sinfonía pastoral (Beethoven)
* El Adagio (Albinoni)
* Aria “La muerte de Tristán e Isolda” (Wagner)
* Coro de los esclavos de Nabuco (Verdi)

A falta de disponer de la seleccionada puedes poner cualquier otra que sea con tonos suaves, (baladas, música de ambiente, etc)

*También se puede disfrutar de igual manera para un adulto, aunque el ejercicio sería obviamente más completo, pero la música es ideal para cualquier edad*