Masaje Geotermal

Esta técnica consiste en la aplicación fija o mediante masajes de piedras frías o calientes en diversos puntos del cuerpo. Generalmente son piedras de origen basálticas (volcán) pulidas y de diferentes tamaños. Al ser muy ricas en hierro mantienen mejor el calor. La temperatura se adapta a cada caso y las piedras se van deslizando sobre los músculos transmitiendo energía que relaja la fuerza interior. Debido a la sinergia que se obtiene produce reacciones fisiológicas y orgánicas a un nivel muy beneficioso y placentero.

La aplicación de las piedras permite que se realicen masajes profundos sin ningún dolor. En ocasiones se combina con aceites (templados) facilitando la fricción y mezclando la aromaterapia.

Esta termoterapia, sea caliente o fría, aumenta la circulación llevando los nutrientes necesarios para cada célula del organismo, acelerando la energía vital, oxigenando el cuerpo y reduciendo el nivel de estrés.
Las maniobras ejecutadas con las piedras calientes, permiten que las terminaciones nerviosas superficiales que comunican a nuestro sistema nervioso una energía positiva que equilibra perfectamente la unión entre cuerpo y mente.

Las energías del tratamiento son de naturaleza profunda, penetrante, actuando sobre músculos, tendones, ligamentos y órganos.


La sensación final es de una profunda relajación y bienestar. El lugar donde se realiza al igual que en el resto de masajes debe ser de armonía.
Es conveniente que sea realizado por personal cualificado o profesional.
Debido a su acción sumamente relajante y anti-estrés es muy solicitado por personas relacionadas con el mundo artístico y deportistas profesionales.

Nosotros también podemos disfrutar de ello, así que a probarlo y a relajarse!!.
*Con la colaboración y supervisión: Sr.  Alejandro Dalmau Peñeira (fisioterapeuta).